Ver todas las entradas
14 de junio de 2022

La calificación crediticia, un valioso instrumento para la educación financiera

El CEO de INBONIS Rating, Alberto Sánchez Navalpotro, ha participado en Valencia en la jornada “Rumbo a la bolsa”, organizada por el Grupo Ética, con una ponencia en la que ha presentado a INBONIS Rating como un “valioso instrumento” para contribuir a la “educación financiera” en España porque, a su juicio, con la calificación crediticia “le decimos a una empresa, de manera transparente y estandarizada, cómo le ve el sistema que le puede ayudar a financiarse o cómo le ven los competidores más directos de su sector”.  

Sánchez Navalpotro ha empleado un tono pedagógico para contribuir a “desmitificar” la calificación crediticia y presentarla como algo “enormemente útil” para las empresas, para la banca y para los agentes de la Administración pública que actúan como “financiadores”. INBONIS Rating, empresa pionera en el rating de pymes y midcaps en Europa, acaba de cumplir su tercer aniversario con 380 compañías calificadas desde su registro por la Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA, por sus siglas en inglés).

Ante un público especializado, Navalpotro expuso algunas de las ventajas que tiene la calificación crediticia. Se dispone, por ejemplo, de información de calidad estructurada a través de una metodología específica y probada. Además, se accede a ella con mayor rapidez que a través de las agencias “clásicas” y a un coste “muchísimo menor”.

“Nuestros clientes aprecian enormemente informes porque les ayudan a la mejora de la gestión propia, a ganar o retener clientes mediante la exposición de su viabilidad económica, les refuerza cuando buscan financiación bancaria o alternativa y cuando afrontar operaciones corporativas de venta o fusión”, indicó Navalpotro.

 

Calificaciones para salir a bolsa

Durante la sesión, celebrada en la sede de BioHub, en La Marina de Valencia, se abordó el proceso de salida al mercado de capitales para pymes (BME Growth) a través de diferentes perspectivas: desde el propio mercado, a través de los asesores registrados o legal; desde la mirada de un agente colocador y un proveedor de liquidez o desde una agencia de rating como INBONIS. Salir a bolsa no sólo facilita a las empresas el acceso a financiación, sino que incrementa su notoriedad, les aporta liquidez. En definitiva, un salto de dimensión en el que los informes de calificación crediticia resultan vitales, tal y como explicó Navalpotro.

En la ponencia de clausura, Manuel Illueca, director general del Institut Valencià de Finances, dependiente de la Generalitat Valenciana, presentó una nueva línea de crédito de la institución para favorecer la salida a bolsa de empresas valencianas. Según explicó, los mercados de capitales oficiales, como BME Growth, sirven para la financiación del crecimiento empresarial y se han convertido en la principal alternativa a la banca y al capital riesgo, por sus ventajas para empresas e inversores.

El IVF ya requiere un informe de rating para las empresas que optan a cuatro de sus líneas de financiación bonificadas. Illueca explicó sobre este asunto que INBONIS Rating “nos ayuda muchísimo porque con ellos disponemos de agentes independientes con procesos estandarizados y de calidad probada que nos permite desplegar nuestros mecanismos de financiación basados en convocatorias”.

La cultura financiera, una asignatura pendiente en España 

En un coloquio posterior con el público asistente, Navalpotro profundizó en su reflexión sobre la necesidad de mejorar la cultura financiera de España. “Es una de nuestras asignaturas pendientes y que tiene que ver con el tamaño de nuestras empresas”, dijo. En Francia -que es junto a España el mercado en el INBONIS está más presente- hay mayor cultura de rating “porque el Banco Central francés es un gran agente de rating y las empresas tienen acceso a él”.

El CEO de INBONIS prosiguió con su análisis: “En España, sin embargo, los bancos jerarquizan y califican, pero no explican a fondo porque sus modelos no son claros y mucha información de calidad se queda por el camino”. Y apostilló: “En la vida todos tenemos que ser activistas para cambiar las cosas y, en lo que nos afecta, los activistas del ‘statu quo’ son muy fuertes y cuesta cambiar formas de hacer ya consolidadas”. Pese a todo, se mostró convencido de que esto “irá cambiando porque la banca no puede estar en desacuerdo con que se le proporcione información de calidad; la cuestión es cómo esa información se introduce en un proceso ya establecido”.

En la jornada también intervinieron el director general de Ética y responsable del área de Mercados, Fernando Ibáñez;  el consejero y director de Finanzas de BME Growth, Álvaro Castro; Pablo Rodríguez-Guanter, director de Equities-Corporate Finance de Caixabank, y Alejandro Ríos, socio y director de la oficina de Broseta Abogados en Valencia.

INBONIS Rating nació con el propósito de facilitar la financiación de las pequeñas y medianas empresas en igualdad de condiciones que las grandes. En los últimos años ha ido ganando cuota de mercado y emite ya el 56% de las nuevas calificaciones publicadas en España y Francia, los dos mercados donde opera. Para 2025, espera alcanzar las 3.000 empresas calificadas y estudia su próximo desembarco en otros países de la Unión Europea después de establecerse en Valencia como segunda oficina en España tras Madrid.