Ver todas las entradas
22 de noviembre de 2023

SECTOR EÓLICO: Vientos de cambio

Informe Sectorial INBONIS: Eólico

El año 2022 estuvo marcado por la guerra entre Ucrania y Rusia y la consiguiente crisis energética mundial, que surgió en un contexto en el que la economía aún se recuperaba de los estragos causados por la crisis de la Covid-19. Este entorno tuvo un impacto significativo en la dinámica instaladora de energía eólica, la cual se vio afectada por el aumento de precios en las materias primas y la electricidad, así como el cuello de botella en la cadena de suministro. El sector eólico ha demostrado una notable capacidad de adaptación frente a estos desafíos.

En España, se logró instalar un total de 1.670 MW de potencia eólica en 2022, una cifra positiva, aunque inferior al ritmo anual de 2.200 MW necesario para el cumplimiento del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC).

Hasta el 31 de diciembre de 2022, la potencia eólica total instalada en España alcanzó los 29.813 MW, según datos de la Asociación Empresarial Eólica (AEE) basados en el criterio de Acta de Puesta en Servicio. Las comunidades autónomas con mayor potencia eólica instalada son Castilla y León con 6.507 MW (22% sobre el acumulado), Aragón con 4.921 MW (17%) y Castilla-La Mancha con 4.786 MW (16%).

La agilización de la tramitación ambiental en 2022 para nuevos proyectos ha abierto la posibilidad de un crecimiento mayor para la energía eólica en los próximos años, lo que genera optimismo sobre su papel en la transición energética a nivel mundial.

Un sector con impacto local

En España, existen actualmente 1.345 parques eólicos distribuidos en 1.053 municipios, con un total de 22.042 aerogeneradores instalados. Este sector se ha convertido en un motor para las comunidades rurales donde se instala, empleando a alrededor de 32.000 personas. La energía eólica ha contribuido significativamente a la reducción de emisiones, evitando la liberación de 31,7 M de toneladas de CO2 en el año.

En el ranking de generación eólica por provincias en 2021, Zaragoza lidera gracias a la apuesta que está realizando el Gobierno de Aragón, siendo la primera provincia en la historia en superar los 8 TWh de generación eólica. A nivel nacional, 47 provincias generan energía eólica, y 21 de ellas superan el 1 TWh de electricidad. El consumo de 285.000 hogares se cubre con 1 TWh.

La energía eólica tuvo un Factor de Capacidad del 23,86%, lo que equivale a un funcionamiento promedio de 2.090 horas anuales. En 2022, se generaron 61.069 GWh eólicos en España, un 1% más que en 2021.

En cuanto a la cuota nacional de mercado por generación en 2022, la energía eólica se sitúa como la segunda tecnología del mix representando el 22,2%, equivalente a la electricidad necesaria para abastecer a 17 millones de hogares.

Aragón lideró la cobertura de la demanda eléctrica con un 100%, siendo la primera comunidad autónoma en cubrir la totalidad de su demanda a través de la energía eólica. Le siguieron Castilla-La Mancha con un 64,5% y Navarra con un 63,3%.

El autoconsumo eólico en España ha experimentado un crecimiento notable en los últimos años, impulsado por la conciencia social sobre la importancia de las energías renovables y las medidas regulatorias que promueven su utilización.

La generación eólica ha contribuido a la reducción del precio del mercado diario de la electricidad.

En 2022, el Efecto Reductor de la eólica fue de 31,25 €/MWh, generando un ahorro bruto acumulado de 8.252 millones de euros para los consumidores, lo que representa una reducción del 15,72% en el precio de la electricidad. Este ahorro fue considerablemente superior a años anteriores, principalmente debido al aumento significativo del coste del gas natural, que elevó los precios en el mercado eléctrico español a un récord anual.

Durante el año 2022, las líneas de ayuda jugaron un papel fundamental para impulsar el desarrollo de la I+D+i en sectores clave como el eólico. Estas medidas se convirtieron en un recurso indispensable para fomentar la innovación, mitigar riesgos financieros y promover la sostenibilidad y competitividad de la industria.

A nivel mundial, la energía eólica continuó expandiéndose, consolidándose como una de las principales fuentes de energía renovable.

Con la instalación y conexión de 77,6 GW de nueva capacidad eólica en 2022, la capacidad total alcanzó los 906 GW, experimentando un aumento del 9% con respecto a 2021.

China lidera en capacidad acumulada de eólica terrestre, seguida de Estados Unidos y Alemania, mientras que España ocupa el quinto lugar.

A lo largo de 2022, la crisis energética provocada por la invasión rusa de Ucrania no solo desequilibró el mercado mundial de la energía, sino que también aceleró la transición hacia fuentes renovables en toda la Unión Europea. El abandono gradual de los combustibles fósiles ha llevado a la Unión Europea a aumentar sus objetivos climáticos para 2030. Ante este desafío, hay un consenso generalizado sobre la necesidad de ampliar la capacidad de las energías renovables, que han pasado de tener un objetivo del 32% a un 42% del sistema energético para 2030.

La revisión del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) propone un aumento en la reducción de emisiones y metas más ambiciosas en la descarbonización del sistema energético, otorgando a la energía eólica el papel destacado en esta transición. Con esta actualización, España se encuentra ante nuevos retos apasionantes y complejos en el sector eólico.

No obstante, este impulso también ha generado un año con una notable actividad regulatoria, especialmente debido a las medidas adoptadas para frenar el aumento de los precios y evitar un impacto negativo en la inflación y en los resultados financieros de las empresas.

Examinando finalmente las principales ventajas y desventajas de la energía eólica. A su favor, destaca su carácter renovable, su baja huella ambiental, su capacidad de almacenamiento, su eficiencia mejorada gracias a avances tecnológicos y sus costes de mantenimiento reducidos. Sin embargo, se presenta el desafío del impacto ambiental causado por los aerogeneradores, que incluye tanto el ruido como el perjuicio a las especies locales, las preocupaciones estéticas relacionadas con la contaminación visual, la eficiencia limitada debido a la variabilidad del viento, la dependencia de la ubicación y la necesidad de una inversión inicial considerable.

INBONIS Rating es la primera agencia de calificación crediticia especializada en pymes y mid-caps registrada y supervisada por la Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA).En Europa, solo la agencias de rating acreditadas por ESMA pueden emitir ratings. Esta acreditación permite a la agencia emitir notas de rating sobre pymes y mid-caps de cualquier sector dentro de la Unión Europea.