Ver todas las entradas
12 de agosto de 2021

¿Cómo captar el interés de los inversores para fortalecer nuestra empresa?

En los últimos años, los inversores institucionales están orientando progresivamente sus inversiones hacia empresas no cotizadas con un elevado potencial de crecimiento, atraídos por unas rentabilidades muy superiores a las de otros activos, y por su nivel de riesgo moderado. En España, el volumen medio del capital privado alcanzó los 2.056,8M€ en un total de 394 inversiones durante el primer semestre de 2021 , un 27% más que en el mismo periodo de 2020, según los datos de ASCRI (Asociación Española de Capital, Crecimiento e Inversión).

Las pymes pueden aprovechar esta disponibilidad de financiación en distintos casos: cuando necesiten desarrollar nuevos productos o acceder a nuevos mercados; cuando se encuentren en graves dificultades y precisen transferir parte o la totalidad de sus acciones para garantizar la permanencia de la empresa, y también si son empresas familiares en situación de sucesión que han decidido vender.

No obstante, captar el interés de un inversor no es tarea sencilla: hay que convencer a los posibles inversores de que la empresa seguirá creciendo y obtendrá altas rentabilidades. Es necesario poner en valor la capacidad e implicación del equipo, su profundo conocimiento del mercado y la propuesta de valor que diferencia a la empresa. Será conveniente, además, demostrar que cuenta con una base tecnológica que facilite su escalabilidad.

A la hora de presentarse ante los inversores, es de vital importancia mostrar la máxima trasparencia. No basta con hacer una buena presentación; hay que presentar la documentación financiera de la empresa que la respalde. Un informe de calificación crediticia puede ayudar a las empresas a acreditar su solvencia ante los inversores, pero, además, puede servir para detectar posibles fallas si se encuentra en dificultades y a tomar las medidas que mejoren el precio de venta.

La calificación crediticia es una herramienta utilizada desde hace más 50 años por las grandes empresas para acceder al mercado de capitales. Tras la acreditación de INBONIS por la Autoridad Europea de Valores y Mercados ya está disponible para las medianas empresas, lo que amplía sus posibilidades de financiación para el crecimiento.